El que arriesga sí gana, pero con un seguro por delante. - Ecuatoriano Suiza

El que arriesga sí gana, pero con un seguro por delante.

Supongamos que en esta época del año estamos planificando los proyectos del 2021, en ese contexto, imaginemos también que no se logró montar esa obra que lleva planeándose desde algún tiempo por razones ligadas a la situación actual. Pero tú eres de aquellos que, a pesar de la coyuntura, levantará esa obra civil en lo que queda de este y el próximo año. Ante esta situación, sabemos que debemos precautelar lo que tanto nos está costando edificar, y por esta razón necesitamos asegurarla ante cualquier imprevisto con una Póliza de Todo Riesgo Construcción o Todo Riesgo Montaje.

Lluvias torrenciales, inundaciones, volcanes activos, revueltas populares, movimientos telúricos, robos, etc. ¿Te suena eso? Bueno, absolutamente ninguna empresa está libre de daños a consecuencia de estos hechos que han ocurrido inesperadamente en el transcurso de los últimos años.

Por eso, cuando llega el momento de la construcción o  montaje de una obra debemos contar con una póliza que proteja la inversión realizada y a quienes aportan un capital para desarrollar el proyecto ante un posible evento. El objetivo de la póliza de Todo Riesgo Construcción y Todo Riesgo Montaje es amparar los daños que sucedan en una obra de forma accidental, súbita e imprevista.

Entre las principales coberturas de la póliza podemos encontrar:

  • Incendio, rayo y/o explosión.
  • Terremoto, temblor y erupción volcánica.
  • Inundación, desbordamiento, alza en el nivel de aguas.
  • Robo con violencia y asalto.
  • Errores de montaje.
  • Impericia, negligencia del Contratista
  • Daños a consecuencia de fenómenos políticos y sociales.
  • Otras causas no excluidas en la póliza.

Levanta esa obra que tanto anhelas con la tranquilidad de contar un seguro que te respalde y no permitas que nada interrumpa tus sueños y proyectos.

 

Redactado por Diego Mendoza

image_pdfDescargar contenido

Escribe un comentario aquí